14/2/12

Capítulo 1 Parte 1

El pitido empezaba a ser molesto así que no tuve otra opción que despertarme, levantarme y apagarlo. Estuve apunto de tirar el despertador por la ventana pero lo necesitaba para el resto del año escolar, desgraciadamente. Me sorprendí a mi misma cuando salí de casa y me di cuenta que después de mucho tiempo no llegaba tarde al instituto.
Se me olvidaba, todavía no me conocéis así que me presentaré: Mi nombre es Meg, dieciséis años detrás de mí, estatura normal, morena y a simple vista nada diferente al resto de las demás adolescentes. Respecto a mi nombre, me lo puso mi abuela Nana una de las personas más admirables que conozco. Se que no es un nombre usual pero a Nana le encantaba y aunque no estoy segura de su verdadera procedencia, Meg tiene origen griego y significa perla. Dudo en la casual coincidencia y relación con el color de mis ojos, sí son grises.
No os preocupéis porque poco a poco iréis conociéndome y puede que a mi también me ayude para saber quien soy. Prosigamos.
El aire suave y a la vez gélido rozó mis mejillas con el primer paso e hizo que estas, junto a mi nariz empezaran a enrojecerse. No caí en la cuenta del día que era hasta que no llegue a clase. Un día entero al año dedicado al amor, el Señor Cupido, hoy, quiere fiesta, dije para mis adentros. No es que odie el catorce de febrero sino que.. Vale, para que engañarnos, aborrezco el maldito día. Son 24h. dedicadas al amor, es decir, a las parejas. ¿Y que hacemos los que no tenemos con quién compartir el día? ¿Celebrar el feliz no-sanvalentín?. Me parece  egoísta en cierto modo, de todas formas prefiero no pensar en ello.
Me senté en mi mesa de forma automática esperando a que el día pasara lo más rápido posible, pero jamás olvidéis queridos, que por más que deseéis algunas cosas, no siempre van a apartarse de vuestro camino. Y así fue, la mañana no se quedo en un simple martes y odioso día de San Valentín. Después de tres incansables horas y un breve descanso, para no romper la rutina, tuve que subir corriendo escaleras arriba con Helena. Estaban ya todos sentados y mi profesora con su típica cara de pocos amigos nos lanzó su mirada llena de asco y orgullo que la caracteriza y solo significa una cosa: siéntate y ni si te ocurra hablar toda la hora. A pesar de todo su asignatura era de las pocas que en verdad me agradan y creo que se debe a mi pasión por los viajes, sobre todo cuando voy a visitar a Nana a Grecia. Siempre hay algo nuevo que descubrir en la historia, como aquel día que en mi vida, marcaría historia. Estábamos dando la II Guerra Mundial, de la cual sabía más de lo que pensaba ya que libros como El Diario de Ana Frank siempre me han acompañado. De repente me di cuenta que en medio de las barbaridades que hemos cometido  los seres humanos me había quedado mirando a Jason más del tiempo permitido. No, no estoy loca, existe un tiempo para quedarte embobado mirando a esa persona que te atrae tanto pero a la vez la odias porque te irrita. Es como la regla de los tres segundos cuando se te cae algo. Nuestras miradas se cruzaron y en ese momento solo pude agachar la cabeza, me quedé paralizada. El sentimiento de pesadumbre invadió mi cuerpo al ver su cara llena de decepción. No se como pude dejarlo plantado el sábado pero fui incapaz de aparecer y estar a solas con él, me sentía inútil por como me trataba. En cierta medida no es que me tratara mal pero hay acciones, situaciones y expresiones que te hacen sentir un simple objeto y no estaba dispuesta a pasarlo mal, otra vez.

6 comentarios:

Mica dijo...

ES BELLISIMO!
TE INVITO A PASAR POR MI BLOG! http://algoquizas.blogspot.com/ MUCHA LUZ!

Maria :) dijo...

Es super bueno el capitulo , seguire leyendolo quzas te guste saber que estamos intentando organizas una quedada blogger en madrid sobre el dia 6 de abril un besito

Maria dijo...

me encanta esta muy me mandaste una peticion por tuenti pero no me dejan aceptar adesconocidos sigue asi con la historia

Delia ^-^ dijo...

¡Me encanta!Leer em una de mis adicciones (:
Sigue así y te aseguró que tendrás montones de lectoras ^-^

María Hojas De Papel dijo...

Está genial :) Soy Mi Vida En Manhattan en Tuenti y creo que me he enamorado de tu historia. ¿Vas a avisar cuándo subas? Es que ya no quiero perderme nada xDDD
¡Un beso! ^^

Maribel dijo...

¡Hola! de casualidad he visto tu blog en recomendados en el blog de Síndrome de la Cruda realidad, así que he decidido entrar y me he leído el primer capítulo. Me ha encantado de verdad, se que suena a lo que todo el mundo dice pero yo lo digo de corazón. Dejas el punto de intriga en el capítulo y además la historia no se hace pesada, sino que la sigues con dinamismo. Me gustaría que me agregases a tuenti y así estamos en contacto y me avisas cuando subas más. Mi tuenti es: Eme Tektet
Un beso.